El acné es una afectación muy debida a factores tales como los cambios hormonales, algunos medicamentos, el estilo de vida que llevamos y la utilización de determinados productos cosméticos.

Se presenta principalmente en la pubertad, aunque puede aparecer de forma tardía después de los 20, o incluso persistir hasta la madurez. Con frecuencia provocan la aparición de cicatrices antiestéticas, en especial si se manipulan y se infectan. Tener acné y cicatrices de acné es muy molesto, y puede incluso, llegar a representar un problema psicológico.
Por suerte, en Clínica Aitana contamos con una combinación de técnicas para ofrecer una solución eficaz CON RESULTADOS DEFINITIVOS.
El tratamiento es variado y depende de las circunstancia de cada paciente, siendo frecuente la combinación de varias técnicas.