Exceso-de-sudoracion-1012x330

Algunas personas presentan sudoración excesiva, sin desencadenantes y de manera impredecible, incluso cuando el tiempo está fresco o cuando están en reposo.

Cuando la sudoración excesiva afecta las manos, los pies y las axilas, se denomina hiperhidrosis primaria o focal. Esta sudoración incontrolable puede llevar a que se presente molestia significativa, tanto a nivel físico como emocional.

En la mayoría de los casos, no se puede encontrar la causa. Se dice muchas veces que la hiperhidrosis se da en personas nerviosas y por este motivo sudan más, sin embargo, se ha demostrado que es una alteración orgánica y no psicológica.

La toxina botulínica tipo A (Botox®) se usa para el tratamiento de la sudoración intensa en las axilas. Se trata de un tratamiento local, a base de microinfiltraciones de toxina botulínica, que producen una relajación temporal del músculo liso de la glándula que deja de producir sudor, siendo en la actualidad el mejor tratamiento contra el exceso de sudor.

Con este simple tratamiento, en 20 minutos conseguimos eliminar exceso de sudoración con una técnica rápida, eficaz e indolora que se realiza en la consulta de forma ambulatoria.

No requiere anestesia y, una vez finalizado, el paciente puede incorporarse con total normalidad a su vida cotidiana.

El resultado se observa de forma progresiva a los pocos días de su aplicación y su duración es de unos 6 meses.

Se recomienda un mantenimiento anual, aunque es posible que en algunos pacientes la eliminación del exceso de sudoración se haga definitiva a lo largo del tiempo.