Es una patología estética caracterizada por el deterioro de la superficie cutánea, especialmente en las piernas, y cuyo aspecto es popularmente conocido como “piel de naranja”. Puede llegar a ser dolorosa.
La celulitis no es un exceso de grasa, es una alteración de las células adiposas caracterizada por afectar a casi todas las mujeres (95%), localizarse en zonas específicas, provocar acúmulos localizados de células grasas y causar un estancamiento de la microcirculación y los líquidos.
También se da en hombres, pero con menor frecuencia. La localización suele ser en trocánteres (pistoleras), a todo lo largo de la pierna, abdomen, rodilla, brazos, pantorrillas, etc.