Surgeon writing on the serious woman's face in the white background

Es un tratamiento destinado a pacientes con flacidez leve y que no tengan signos de envejecimiento a nivel del cuello.

Consiste en una incisión corta delante de la oreja cuya cicatriz se oculta en el pabellón auricular siendo casi imperceptible. Se trata de reposicionar los tejidos faciales para mejorar el óvalo facial y para corregir los signos del envejecimiento como son los surcos nasogenianos y la caída de los tejidos de la cara.

A pesar de que sus resultados son extraordinarios, es una cirugía que usualmente no se nota

• Se recomienda para personas entre 40 y 50 años
• Se realiza con anestesia local más sedación
• Dura aproximadamente 1 hora y media
• No produce dolor
• Se recomienda reposar durante 5 días
• Los puntos son retirados a la semana